domingo, 14 de febrero de 2010

Felicidades

Nada que decir que el silencio otorgue.

1 comentario:

  1. Esther, ¿qué voy a hacer ahora? Muchísimas gracias por este regalo.

    ResponderEliminar